Es muy importante tener en cuenta ciertos consejos a la hora de tener una pizarra blanca para darle una mayor durabilidad. Si necesitas una pizarra de alta calidad y a un precio ajustado, la mejor opción será https://www.pizarras-blancas.es, porque allí encontrarás las pizarras que necesitas a un precio ajustado.

Sin embargo, si ya tienes tus pizarras en tu empresa, debes conocer algunos consejos que te permitirán tener un mejor rendimiento en las mismas. Estos los he reunido en este post, con la finalidad de que puedas conocer los cuidados básicos que debes tener con tu pizarra.

¿Cómo se da mantenimiento a una pizarra blanca?

El mantenimiento de la superficie de una pizarra blanca es algo fundamental a tener en cuenta. Lo principal a tener en cuenta es:

Borrado adecuado

El borrado de la pizarra será siempre algo básico que evitará cualquier tipo de manchas en la superficie. Siempre se debe borrar la superficie cuando el rotulador esté completamente seco, y así se puede evitar cualquier tipo de inconveniente.

En todo caso, el borrado nunca se debe hacer con el rotulador húmedo. Esto debido a que puede filtrarse en la superficie de la pizarra y comenzar a causar manchas en la misma.

Mantenimiento semanal

Siempre se debe hacer un mantenimiento semanal para eliminar todas las partículas de residuo de rotulador de la superficie. Lo recomendable es que este se haga con alcohol rendido en agua, para evitar daños en la superficie.

Es un mantenimiento que se debe hacer de forma semanal, de esta forma se evitará cualquier tipo de inconveniente. Esto ayudará a que se prolongue la vida útil de la pizarra mucho más, porque se evitarán las manchas sobre la superficie al eliminar el exceso de rotulador que puede quedar sobre la superficie, aunque esta no reemplaza los mantenimientos con químicos recomendados por el fabricante.

Uso del rotulador adecuado

El rotulador será clave para que la pizarra se mantenga en buen estado, y por este motivo se debe optar por un rotulador que sea completamente borrable. Los mejores son los que vienen con base acuosa, en especial porque son más fáciles de borrar y causarán menos manchas en la superficie.

Se debe evitar el uso de rotuladores permanentes sobre la superficie, puesto que si se utilizan estos contribuirán a las manchas. No quiere decir que no se puedan remover, sino que estos rotuladores tienen pigmentos más fuertes que hacen que se manche la pizarra más fácil.

Una web del Grupo selfpaper.com!