Lo importante del almacén en tu negocio

El éxito de una compañía recae sobre cada uno de sus eslabones, toda función es importante para lograr los objetivos, incluyendo al trabajo de almacenero. Dentro de un almacén se desarrollan varios cargos elementales y cada uno con funciones únicas.

El almacén es un espacio que forma parte fundamental del negocio ya que desde ahí se recibe, almacena y envía la mercancía. Una vez recibidos los productos hay que comprobar que la información del pedido concuerde con lo que indicen los albaranes de entrega.

Dentro de este espacio cada tipo de mercancía tiene un lugar especifico para ser encontrado fácilmente por el personal y debe tener fácil acceso, para disponer de los artículos de forma rápida. Además, todo lo que se contenga en el almacén debe estar debidamente empaquetado para su conservación y mantenimiento.

Conoce los diferentes tipos de almacén

Su clasificación siempre dependerá del tipo de mercancía que se resguarde en ellos, los podemos clasificar de la siguiente manera:

  • Según el tipo de recinto: abierto y al aire libre.
  • Según el grado de automatización: convencional y automático
  • Según la mercancía almacenada: materias primas, productos intermedios y productos terminados.
  • Según la función logística: central, regional, de transito y temporal.
  • Según la actividad de la empresa: comercial e industrial
  • según a titularidad o propiedad: en propiedad, en alquiler y en régimen de leasing

En el momento de establecer un almacén se debe tomar en cuenta todo lo antes mencionado, de esta manera determinar la ubicación, diseño del espacio, equipamiento, maquinarias, medios mecánicos y humanos. De acuerdo a el tipo y características del producto, la cantidad a almacenar, entre otras cosas.

Este espacio tan importante deberá estar coordinado por un profesional, que en este caso vendría siendo el jefe de almacén, capaz de coordinar y dirigir todas las operaciones que se llevan a cabo en dicho lugar, para cumplir con el objetivo de la compañía.

Recordando que es todo un equipo de trabajo integrado para cumplir con la organización del almacén: despachador, estibadores, controlador de recepción, controlador de expedición, carretillero de expedición y recepción, operario de pedidos y roturas, operario de devoluciones, administrativo de recepción y vigilantes.

Todo este proceso logístico es necesario dentro de los almacenes para cumplir con los requerimientos de la empresa y la misma con los del cliente. El recurso humano es la estructura de toda compañía, así que garantiza tener a la mano el personal más calificado.