Los teléfonos convencionales, esos con teclado físico y pantallas no táctiles, han quedado en el olvido. Era algo inevitable, dado que la tecnología sigue avanzando y se va integrando poco a poco en cada aspecto de la vida cotidiana. Actualmente estamos en un era digital, y los smartphones se han convertido en herramientas esenciales para la mayoría de personas. En teoría, se puede hacer de todo con ellos, ya que los equipos más costosos cuentan con funciones que antes estaban limitadas a ordenadores o complejos dispositivos.

Hay terminales que permiten realizar una reconstrucción en tres dimensiones del entorno que es capturado por la cámara, mientras que otros tienen una capacidad fotográfica similar a cámaras profesionales. Tomando en cuenta todo esto, era inevitable que apareciesen accesorios y complementos destinados a mejorar la experiencia del usuario. De este modo, hoy en día existe un mercado lleno de productos que prometen facilitarte la vida en diferentes formas.

Los accesorios iPhone 6, por ejemplo, han sido desarrollados pensando en el hardware específico que tienen los terminales de Apple. Esto es muy importante, ya que a diferencia de otras compañías como Samsung y LG, el sistema operativo que utilizan los iPhone es exclusivo. Nos referimos al iOS, una plataforma que ha sido creada por Apple especialmente para sus dispositivos móviles. Esto permite que exista una compatibilidad casi perfecta entre sus equipos, pues han establecido un ecosistema tecnológico que no tiene comparación.

Un ejemplo de lo antes mencionado son los AirPods, que vienen a ser un par de audífonos inalámbricos que funcionan mediante Bluetooth. Su diseño destaca por ser liviano y se ajusta a la perfección al oído. Asimismo, cuentan con el chip W1, garantizando una rápida sincronización con el iPhone. Solo es necesario tener actualizado el sistema a la versión iOS 10, y cuando los audífonos estén cerca serán detectados de manera automática.

Aunque los AirPods pueden ser configurados con otros smartphones, como el Galaxy S7 Edge de Samsung, muchas de sus funciones quedarán inutilizables. Al margen de esto, su calidad de sonido es bastante buena, más aún cuando se usan en ambientes cerrados, dado que tienen una estructura abierta que no es capaz de cancelar el ruido.