En La Religión Yoruba, Obbatala es el Orisha más poderoso, es considerado el creador del cielo y el que hizo al hombre. Hijo de Olofi Y Olodumare, Es el hijo de dios que fue mandado a la tierra para gobernarla con sabiduría.

Se dice que Obbatala es el señor de todas las cabezas y que su reino está en la mente de los hombres. Es el Orisha tutelar de todos las personas con problemas mentales, Es amante de la Paz y de todo lo puro. Por eso su color es el Blanco y como dato curioso toda persona albina es automáticamente hijo de obatala.

Características principales de los hijos de Obatala.

Aquellas personas que tienen a obbatala como Orisha tutelar son personas bastante soñadoras y de mente bastante amplia. Suelen ser personas bastante justas en su juicio y con tendencias a ayudar.

Son serviciales y no se dejan influenciar por otros. su fortaleza de mente a veces juega en su contra. La soberbia es una de las debilidades de las personas que nacen bajo la tutela de Obbatala.

Aun cuando son amantes de la paz y no le gusta hacer lucha. a la hora de imponer su posición son bastante testarudos y orgullosos. no les temblará el pulso a la hora de que deban hacer rodar las cabezas.

Los hijos de Obatala utilizan un brazalete blanco como símbolo de todo lo que es puro en el mundo.

¿Obbatala es hombre o es mujer?

Es el único Orisha que tiene caminos tanto masculinos como femeninos, esto quiere decir que en algunas de sus reencarnaciones fue mujer y en otras fue hombre. Por eso su sincretización al catolicismo fue con la Virgen de Las Mercedes.

A Obatala le encanta viajar entre los sueños de las personas, por eso se dice que la mente es su reino. Pero no siempre se representa de la misma forma, a este Orisha le encanta cambiar de forma, a veces es joven, otras un viejo e incluso a vece  toma la forma de animales, siendo la paloma blanca una de sus formas favoritas.

Las ofrendas animales para obatala deben ser blancas, si no lo son puede tomarlo como una ofensa en vez de como un agasajo.

Obbatala es el orisha Original, es el gran maestro, está lleno de sabiduría que desea compartir con el mundo. Ha obatala hay que tratarlo con mucho respeto. La pureza es su estandarte. No le gusta la brujeria, a menos que sea para ayudar.