En los últimos años, la impresión 3D ha estado adquiriendo cada vez mayor relevancia en nuestras vidas, y está cada vez más presente a nuestro alrededor; la expansión y enorme desarrollo, tanto de hardware, como de software y materiales, marcan un brillante futura para esta tecnología.

Podemos decir, que en la actualidad el sector de la odontología es, uno de los que más utilizan la impresión 3D para fabricación directa; esta tecnología permite obtener un alineador dental transparente impreso en 3D para uso diario, implantes dentales, fundas dentales, puentes y una variedad de aplicaciones dentales.

Y no sólo eso, el escaneado y moldeado en 3D de los problemas dentales de los pacientes, permite incluso el enviar los archivos CAD creados a otros especialistas, lo cual puede aprovecharse para la obtención de segundas opiniones médicas.

Gracias a la nueva tecnología de escáner, el dentista, en lugar de tomar las impresiones dentales con incómodas pastas, puede solo escanear la boca del paciente, una vez que se obtiene el molde, se comienza con el diseño considerando la restauración de piezas dentales.

Para que coincida con las especificaciones indicadas por el dentista y con el entorno intraoral.

Ventajas de la impresión 3D en la odontología

Con las impresiones 3D se ha logrado una gran revolución en el campo de la salud dental; esta tecnología se ha usado en la odontología para elaborar y diseñar piezas que no podían hacerse de otra forma.

Han permitido elaborar piezas de forma mucho más precisa y personalizada a cada paciente; con la pieza obtenida con la impresión 3D en odontología, obtenemos una imagen exacta de la dentadura, se pueden ver con exactitud, detalles que pueden escaparse al ojo humano.

Se logra un mejor análisis de la boca del paciente y sus problemas; permite la creación de piezas dentales muchos más exactas y con precisión; da la posibilidad de crear puentes o postizos, con los materiales necesarios y de una manera personalizada.

Gracias al tratamiento personalizado que promueve la impresión 3D los resultados obtenidos son mucho más satisfactorios; esta tecnología es mucho más eficaz y más rápida que otros tratamientos, ya que se pasa de lo digital a lo material, sin pasos intermedios; permite abaratar costes y minimizar los tiempos de espera.

Se consigue un molde totalmente idéntico de la dentadura, y a partir de allí, los expertos pueden estudiarlo más a fondo.