Indicaciones para los ejercicios durante el embarazo

Siempre que tu embarazo vaya bien, es bastante aconsejable realizar ejercicios de Pilates para embarazadas en Zaragoza. Las actividades te ayudarán durante todo el proceso antes, durante y después de dar a luz.

El Pilates te ayudará con el control de tu respiración, el manejo de las contracciones y evitará la aparición de várices. Además, realineará tus posturas corporales, por lo que no padecerás tantos dolores de espalda y de cadera. Al mismo tiempo, te servirá como entrenamiento previo al trabajo de parto.

Recomendaciones

Si no te sientes segura al respecto, hemos traído algunos consejos sobre Pilates para embarazadas en Zaragoza. Así, tu experiencia será mucho más agradable.

  • El primer paso es mejorar tu dominio de la respiración. Debes inhalar el aire por la nariz expandiendo el diafragma, retenerlo unos segundos y botarlo suavemente por la boca. Repite este proceso durante unos minutos y empléalo durante las demás actividades. También puedes usarlo fuera de la sesión para meditación y relajación.
  • Recuerda siempre seguir las indicaciones de tu instructor. No intentes estirarte demasiado ni esforzarte en exceso. Si llegas a sentirte fatigada o cansada, detén el ejercicio y habla con tu entrenador.
  • Confía en tu instructor, este te ayudará a realizar las labores de estiramiento de la forma más fluida posible. Mientras lo hace, corregirá tus posturas alineando la columna para mantener una buena posición. El entrenador te guiará durante todo el ejercicio.
  • Puedes utilizar la pelota de pilates para enfocarte en la parte baja y el tronco. El objetivo de este instrumento es fortalecer el piso pélvico y la región abdominal. No es necesario hacer más de diez repeticiones de cada ejercicio.
  • Recuerda descansar y permanecer bien hidratada. La falta de agua te fatigará con más rapidez y puede traer adormecimientos y calambres involuntarios. No olvides no extenderte demasiado, y si sientes que tus músculos empiezan a resentirse, habla con tu instructor para que te asista.
  • El riesgo de caídas es bastante bajo, pero eso no quiere decir que debas bajar la guardia. Mantente siempre estable y evita resbalarte. No practiques posiciones donde sientas que puedas caer.
  • No olvides que siempre debes consultarte con el ginecólogo sobre la realización de estas actividades. Si no habías hecho ejercicios con anterioridad puede que lo mejor sea no iniciarte. Además, los embarazos de alto riesgo requieren máximo reposo y atención, por lo que debes alejarte de los ejercicios en esas condiciones.

Mantén siempre estas consideraciones y el Pilates para embarazadas en Zaragoza será más provechoso. No faltes a tu sesión.