Como hacer Placas conmemorativas en 3D

Publicado el Por admin

Las placas conmemorativas han resaltado por ser un elemento idóneo para obsequiar a una persona en cualquier evento y ocasión. Donde su utilidad es la de ser un elemento para reconocer el esfuerzo dedicado a las acciones de las personas, teniendo como ejemplo su obtención en competencias y concursos.

De una variedad de elementos, como de tamaños, las placas conmemorativas se convirtieron en un objeto de increíble demanda y popularidad. Siendo un elemento de considerable accesibilidad, que gracias a sus diseños personalizados garantizan un objeto que incluso puede utilizarse como un medio decorativo.

¿Que son las placas conmemorativas en 3D?

En los eventos y actividades de reconocimiento, las placas conmemorativas son el objeto idóneo para demostrar cuanto se valoran los esfuerzos y las acciones de las personas. Siendo este el principal motivo de su considerable demanda y popularidad, y su versatilidad para satisfacer las demandas del cliente.

Aunque suelen ser elementos accesibles, el valor que puede tener una placa conmemorativa puede variar si se tienen en cuenta diversos aspectos. Entre ellos influyen el tipo de material que puede ser utilizado, donde la plata, el aluminio y el cobre por la calidad y la elegancia que ofrecen una vez finalizado su elaboración.

Otro factor que influye notablemente tanto en la calidad, como en el coste de estos elementos es el tipo de placa que se desee elaborar, teniendo por una parte aquellas fabricadas en 2D. O por otro lado a las placas conmemorativas en 3D, siendo estas de mayor coste por su reiterado proceso de personalización.

El beneficio de las placas conmemorativas en 3D

Aunque son elementos que requieren de un mayor coste, el proceso que conlleva la elaboración de una placa conmemorativa en 3D, asegura un objeto totalmente personalizado. Donde un escultor se encargará de realizar todo el diseño en un molde de plastilina, el cual deberá ser aprobado por el cliente.

Al ser aprobado el diseño, el resto del proceso para la elaboración de la placa es similar al de una placa conmemorativa en 2D. Estos se diferencian únicamente en el resultado, donde las placas conmemorativas en 3D, tienen la posibilidad de incluir otros elementos, como paisajes, bordes, fondos, entre otros.

Entre los usos más comunes de estas placas es el de servir como lapidas, al tener la facilidad de mostrar el relieve una variedad de elementos. Adicionalmente, y dependiendo del tamaño estos pueden ser utilizados como elementos decorativos de una oficina, e inclusive una calle.