cuadros baratos

A la hora de decorar el dormitorio de nuestros hijos podríamos tener varias dificultades. La cosa más difícil es conseguir una decoración que sea original pero, a la vez, neutra para que tus niños no se cansen de ella cuando crezcan. Lo mejor, en este sentido, es optar por muebles que sean fácil de quitar y cambiar.

En este post hemos decidido dejarte unos tips para que puedas solucionar el problema de la decoración de la habitación de tus niños de la mejor forma posible. Pero, antes de eso, queremos dejarte el enlace de una tienda de cuadros baratos. Los artículos de Delicuadros te podrán ser de gran utilidad para decorar cualquier estancia: escoger un cuadro u otro podrá cambiar totalmente el aspecto de la habitación de vuestros hijos.

Volviendo a nuestros tips, a continuación podrás disfrutar de los consejos de unos expertos en decoración.

1- Privilegia los tonos neutros.

Pintar las paredes con colores llamativo ya no es tan típico como antes. La moda ha cambiado y para que tu hijo pueda disfrutar de su habitación durante muchos años y no cansarse de la decoración, es mejor optar por colores neutro aunque tampoco hace falta elegir el blanco; el beis o el gris topo son buenas opciones.

2- Opta por un mobiliario moderno.

Es importante que entiendas bien a qué nos referimos con «moderno»; lo que queremos decir es que elijas muebles básicos (sin olvidarte de la originalidad)  pero no clásico. Recuerda que se trata de la habitación infantil: todo lo clásico está fuera de contexto. Sin embargo, eligiendo muebles bonitos, modernos pero también neutros, no tendrás que cambiar la habitación en muchos años; te bastará con comprar una funda de edredón más juvenil y listo.

3- La habitación tiene que ser fácil de limpiar.

Conseguir que el dormitorio de tus hijos esté limpio es complicado, por esta razón tienes que pensar en algún truco que te ayude a conseguirlo. Afortunadamente estamos aquí para ayudarte.

  • Aunque te hayamos aconsejado pintar las paredes con colores nuestros, intenta evitar el blanco ya que se ensucia enseguida. Otra opción es que utilices colores pastel.
  • No te gastes mucho en cortinas, alfombras, etc. Opta por materiales y elementos fáciles de limpiar.
  • Y finalmente, no escatimes en el precio de los muebles: tienen que ser muebles resistentes ya que no queremos que se rompan durante una tarde de juegos.

4- Intenta darle un toque personal al cuarto de tus hijos.

Hemos dicho que intentes elegir colores y muebles neutros para la decoración  de esta estancia de la casa pero también intenta que haya algún detalle de color, algo que destaque para que la habitación no se quede demasiado sosa. Para lograr esto, te aconsejamos que centre tu atención en las paredes: pinta una o dos paredes de un color diferente, más brillante y no te olvides colgar cuadros baratos para que le den más color.