Uno de los sectores donde contar con un copywriter en el equipo es tremendamente útil es en el entorno online. Si dicen que la imagen vale más que mil palabras, en el panorama cibernético el texto ha de contar lo máximo con el mínimo. Aparentar sencillez para conseguir captar la atención en los menos de cinco segundos que un usuario puede encontrarse frente a la página. El tiempo es oro, pero contar con una inmejorable carta de presentación es indispensable. Todo ello será parte del aprendizaje del curso copywriting.

Para que tu marca se encuentre entre las mejor situadas en los buscadores, además de contar con un trabajo a la sombra de posicionamiento SEO también ha de contar con ciertas características visuales y textuales como son el uso de tu página principal como si de un escaparate se tratase, un escaparate en el que tus clientes siempre serán los protagonistas.

En ese sentido son necesarias las campañas para conseguir una llamada a la acción en aquellos usuarios que estén visitando nuestra web, crear un vínculo especial para que se produzca un enganche y empatía entre ambos vasos comunicantes. Además, las fichas de producto que se presenten deberán estar realizadas específicamente para nuestro público y contar con un contenido de elevada calidad. Ese contenido debe cumplir la función de responder a las preguntas del cliente antes de que haya llegado a esa conclusión: adelantarse es vital.

COPYWRITER, SIEMPRE EN MI EQUIPO

Contar con la presencia de un copywriter en el equipo de creación de estrategias publicitarias supone una ventaja respecto a otras agencias que carezcan de este perfil laboral tan específico. Esta cabeza pensante de los contenidos creativos aporta una valía superior a la que un periodista o articulista puede ofrecerte. El copywriter tiene la capacidad de adaptarse al medio y redactar los contenidos específicos que se necesitan en cada ocasión.

Esta tarea, como es habitual, está relacionada con el marketing más puro, esa herramienta desde la que crear una empatía, simpatía y persuadir al otro. Está claro que es fundamental que el copywriter ha de saber escribir, pero también tenemos que tener en cuenta otras habilidades que el sitúan por encima de otro tipo de escritores: la creatividad a base de bombas y el conocimiento interno y asimilado del funcionamiento del entorno publicitario. Esta última cualidad le dota de un equilibrio y practicidad que hacen que sea capaz de sacar el mayor partido desde cualquier tipo de situación. Un copywriter, siempre en mi equipo.