Un pulsómetro es un aparato electrónico cuya principal función es la recopilación de información corporal que pueda utilizarse para tener control absoluto en la práctica de distintos deportes en los que tener en el momento ciertas mediciones nos pueden brindar valiosa información sobre la rutina que estamos siguiendo y tomar decisiones como el cambiarla por una más pesada o volver a plantearnos los ejercicios realizados para no exigirnos en exceso.

pulsómetro

Existen dos tipos de pulsómetros con una gran diferencia y que básicamente marcaron un antes y después en la historia de los pulsómetros, estos tipos son:

Pulsómetros con banda pectoral

Los pulsómetros con banda pectoral comprenden los primeros pulsómetros que fueron comercializados de forma masiva, estos se caracterizan por estar acompañados por una banda que está sujeta al pecho de forma permanente y que se encargan de emitir las pulsaciones que se tienen durante las sesiones. Aunque esta forma de medición es más acertada que la ofrecida por los pulsómetros sin banda, es necesario tener en cuenta que, dependiendo el deporte que se practique, el llevar una banda pectoral puede significar cierta incomodidad que se evita con los pulsómetros sin banda.

Pulsómetros sin banda

Los pulsómetros sin banda son los pulsómetros que vemos en la actualidad y que, en su mayoría, se sitúan en la muñeca desde donde actúan los distintos sensores que tienen para brindar información exacta sobre distintos aspectos. Generalmente se enlazan con un teléfono inteligente para almacenar la información que se va generando y que a la larga servirá para comprobar el avance que estamos teniendo con la práctica de una rutina en específico. A diferencia de los pulsómetros con banda pectoral, realizan la medición con bastante proximidad gracias a algoritmos de gran complejidad que reemplazan el hecho de llevar una banda en el pecho.

Una de las ventajas que tiene consigo el hecho de llevar un pulsómetro sin banda se encuentra en que los sensores que se pueden añadir al mismo son más que los que puedan llevar sus antecesores. Así, tenemos algunos ejemplares de pulsómetros que no sólo se centran en la recopilación de información corporal de la persona que lleva el pulsómetro, sino también del ambiente en el que se encuentra y la incidencia que tiene sobre el lugar la radiación ultravioleta. Por ejemplo.

Sea cual sea el pulsómetro que se vaya a elegir, es importante realizar una investigación previa sobre el mismo para ratificar que en verdad es el dispositivo que necesitamos para la práctica del deporte que nos guste realizar.