Quizás no sea una de las ciudades europeas más conocidas, pero si planificas un viaje a Europa debes disfrutar de sus leyendas, jardines y monumentos. Algo que destaca de esta ciudad es la amabilidad de la gente y el ambiente dinámico que se respira constantemente. Conoce a Edimburgo, una capital divertida.

Edimburgo, una capital divertida y llena de gente amable

La ciudad se caracteriza por tener un clima incierto, ya que a veces llueve muchísimo y hay frío extremo, pero de repente puede salir un sol radiante. Sin embargo, el clima no es lo que destaca de este lugar en donde constantemente se están planificando eventos culturales. Uno de sus eventos más conocidos es el Festival Internacional en el cual se traen a múltiples artistas de todas partes del mundo para transformar los edificios históricos en escenarios culturales.

Edimburgo, una capital divertida y que tiene múltiples monumentos como la Milla Real, el Palacio de Holyroodhouse o el Castillo de Edimburgo, se caracteriza por su ambiente medieval. El Castillo de Edimburgo es muy conocido y antiguo. Este fue durante siglos una fortaleza militar y actualmente es un museo que tiene joyas de reyes escoceses.

Otra de las atracciones de Edimburgo es la Catedral de St.Giles, la cual fue construida en el siglo XV. Cabe destacar que Edimburgo, una capital divertida, destaca por ser el centro de la cultura y las artes en Escocia. Esta ciudad está llena de museos, galerías y monumentos importantes.

La Galería Nacional Escocesa de Arte Moderno contiene obras de Matisse, Warhol y Picasso en una de sus secciones. En la otra tiene obras surrealistas de Dalí, Miró y Ernst. Entre los mejores hoteles de esta ciudad se encuentra el Scotsman Hotel que destaca por su concepto oscuro y su amplio Spa. También tenemos The Place, con su gran panorámica de la ciudad y el Roxburge Hotel, el cual destaca por su elegancia y su restaurante.

Puedes ver más restaurantes en Edimburgo aquí.